Regresión del Lenguaje

» ÉL HABLABA Y DEJO DE HACERLO «

La regresión se refiere a perder una habilidad que alguna vez tuvo un niño. Por ejemplo, un niño puede aprender algunas palabras pero luego dejar de usarlas. O puede perder el interés en mirar a las personas a pesar de que solía mirarlas a menudo. La pérdida de habilidades durante la primera infancia es una de las señales de alerta del trastorno del espectro autista (TEA).

Aunque la regresión se ha descrito en niños con TEA durante muchas décadas, sigue siendo un misterio y la información al respecto es confusa. Recientemente, los investigadores han encontrado nuevas formas de aprender sobre la regresión. Han estado estudiando a los hermanos menores de niños con TEA, ya que estos niños tienen un mayor riesgo de desarrollar TEA ellos mismos. Al observar el desarrollo de estos bebés de alto riesgo, los investigadores han aprendido algunas cosas nuevas sobre los primeros signos de regresión en los niños pequeños con TEA.

LA REGRESIÓN PUEDE AFECTAR LAS HABILIDADES DE COMUNICACIÓN SOCIAL TEMPRANA CON MÁS FRECUENCIA DE LO QUE AFECTA EL LENGUAJE

Éstos son algunos de sus últimos descubrimientos:

Si bien la mayoría de las descripciones de regresión de los padres implican que los niños pierden palabras, un estudio reciente encontró que los niños con TEA pueden perder las habilidades de comunicación social temprana con más frecuencia de lo que pierden las palabras. Algunas de estas habilidades de comunicación social incluyen ser capaz de:

  1. mirar al padre mientras juega para ver si el padre está mirando
  2. mostrar emociones
  3. sonreír o reír mientras mira a los padres
  4. seguir el dedo que señala el padre hacia un juguete al otro lado de la habitación

Los investigadores esperan que al identificar este tipo de signos tempranos de TEA, se pueda identificar antes a más niños y recibir el tratamiento que necesitan.

LA REGRESIÓN OCURRE TEMPRANO

La mayoría de los informes de regresión describen que los niños pierden habilidades entre los 18 y los 24 meses de edad. Sin embargo, una nueva investigación ha encontrado que algunos niños con TEA muestran diferencias en sus habilidades tempranas de comunicación social a partir de los 12 meses. Estas habilidades tempranas son más sutiles que las habilidades que se desarrollan posteriormente, como el uso de palabras, por lo que cuando los niños dejan de usar estas habilidades de desarrollo temprano, pueden pasar desapercibidas. Esta podría ser la razón por la que muchas personas no notan la regresión en sus hijos hasta los 2-3 años.

MÁS NIÑOS PUEDEN EXPERIMENTAR REGRESIÓN DE LO QUE SE PENSABA ORIGINALMENTE

Investigaciones anteriores han estimado que aproximadamente un tercio de los niños con TEA experimentan regresión. Esta información se basó en los informes de los padres sobre el desarrollo de sus hijos. Sin embargo, estudios más recientes que han seguido a los niños desde la primera infancia han permitido a los investigadores buscar esas habilidades de comunicación social tempranas y sutiles durante el tiempo en que se espera que se desarrollen. Estos estudios han demostrado que muchos más niños con TEA, posiblemente más del 80% de ellos, experimentan algún tipo de pérdida de habilidades

NO SOLO LOS NIÑOS CON TEA PUEDEN PERDER HABILIDADES

Un estudio reciente comparó el desarrollo de tres grupos de bebés: niños con un desarrollo típico, niños que más tarde desarrollaron problemas del lenguaje y niños que luego recibieron un diagnóstico de TEA. Observaron cómo se desarrollaban los bebés hasta los siete años. Notaron regresión en una parte de los tres grupos de niños. Los niños con TEA perdieron más habilidades que los otros dos grupos, pero incluso el 26% de los niños con desarrollo típico perdieron algunas habilidades. Esto hace que el diagnóstico sea un desafío. Actualmente, la regresión se considera una señal de alerta para el TEA; sin embargo, también es posible en otros grupos de niños. Los investigadores esperan que al continuar estudiando los primeros signos de TEA y al notar cualquier cambio en las habilidades tempranas de los bebés y niños pequeños, podamos lograr un diagnóstico y tratamiento más temprano. Sugieren que ayudar a los niños lo antes posible puede interrumpir el desarrollo del TEA o cambiar la forma en que progresa. Sabemos que ayudar a los niños tempranamente les da un mejor comienzo. Si estás preocupado por el desarrollo de tu hijo o notas que ha perdido algunas habilidades, sugiero evaluación por neurólogo infantil y terapeuta del lenguaje

REFERENCIAS

Ozonoff, S. & Iosif, A. (2019). Changing conceptualizations of regression: What prospective studies reveal about the onset of autism spectrum disorder. Neuroscience and Biobehavioral Reviews, 100, 296-304. Thurm, A., Powell, E. M., Neul, J. L., Wagner, A., & Zwaigenbaum, L. (2018). Loss of skills and onset patterns in neurodevelopmental disorders: Understanding the neurobiological mechanisms. Autism Research, 11(2), 212-222. Bradley, C. C., Boan, A. D., Cohen, A. P., Charles, J. M., & Carpenter, L. A. (2016). Reported history of developmental regression and restricted, repetitive behaviors in children with autism spectrum disorders. Journal of developmental and behavioral pediatrics, 37(6), 451-456. Barger, B. D., Campbell, J. M., & McDonough, J. D. (2013). Prevalence and onset of regression within autism spectrum disorders: A meta-analytic review. Journal of Autism and Developmental Disorders, 43(4), 817-28. 1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.